A + A -

Ago-07 16:17 hrs

Suspenden juicio contra responsable de matanza en Fort Hood

Abogados alegan que el acusado está buscando de manera intencional ser sentenciado a pena de muerte

El juicio contra Nidal Hasan continuará este jueves.

DALLAS, ESTADOS UNIDOS (07/AGO/2013).- El juicio militar contra el mayor del ejército Nidal Hasan, acusado de la matanza de 12 soldados y un civil, ocurrida en 2009 en Fort Hood, Texas, fue suspendido hoy ante argumentos de que el acusado busca que se le condene a muerte.

En el segundo día del proceso, abogados que asesoran a Hasan en su defensa, solicitaron a la juez, coronel Tara Osborn, modificar el papel que el acusado está desempeñando en el juicio, en el que ha sido autorizado a fungir como su propio representante legal.

Los abogados informaron a la juez que Hasan está intencionalmente buscando que se le sentencie a la pena de muerte.

Tras la notificación, Osborn ordenó que la Corte en las instalaciones de Fort Hood, fuera desalojada de forma que pudiera realizarse una audiencia cerrada para analizar el asunto. El juicio sigue programado para continuar este jueves.

Hasan, un estadounidense de origen palestino de 42 años, enfrenta 13 cargos de asesinato premeditado y 32 cargos de intento de asesinato, de ser declarado culpable podría ser sentenciado a la pena de muerte.

En el inicio del proceso, este martes, Hasan dijo al jurado constituido por 13 oficiales del ejército que "la evidencia muestra claramente que yo soy el asesino".

Dicha declaración y otras emitidas por Hasan la víspera en la presentación inicial de su caso, motivaron al equipo asesor de defensa el plantear a la juez la modificación del papel que el acusado desempeña en el juicio.

Se desconoce aún si la petición, interpuesta en una moción por el coronel Kris Poppe y otros dos abogados asesores de Hasan, tendrá algún impacto en los procedimientos.

La masacre, registrada el 5 de noviembre de 2009 en el Fuerte Hood, constituye la mayor matanza de soldados estadounidenses registrada dentro del país.

El juicio contra Hasan estaba originalmente previsto para comenzar el verano pasado, pero se retrasó cuando el acusado se dejó crecer la barba y se negó a afeitarse por razones religiosas, a pesar de las órdenes y las multas impuestas por el juez que entonces conducía el proceso, coronel Gregory Gross.

Finalmente, Gross ordenó a Hasan a afeitarse o ser afeitado por la fuerza, y los abogados apelaron la medida.

En diciembre pasado, la máxima corte de apelaciones militares de Estados Unidos falló a favor de Hasan y destituyó a Gross, al señalar que éste había dejado de ser imparcial.

Bajo el código de justicia militar, el juicio es necesario aún cuando el acusado se ha declarado culpable de los cargos, dado que el castigo puede ser la pena de muerte.

Hasan fue autorizado por la juez, Osborn, a actuar como su propio abogado defensor, y éste ha prometido basar su defensa en la argumentación de que cometió la masacre "en defensa de otros", en referencia a los líderes del Talibán que son atacados por el ejército estadounidense en Afganistán.

Temas
Importantes

Javier 'Chicharito' Hernández Informe de Gobierno Tormenta tropical Laguna de Cajititlán

Secciones

Jalisco
México
Internacional
Economía
Deportes
Tecnología
Cultura
Entretenimiento

Tiroteo Estados Unidos Juicios